Mi Historia

Historia

¡Hola! Soy la Rosario “Calendario”, también me dicen Tario y Rose… y aunque parezca increíble Full Calendarios nació como una ayuda a mi déficit atencional, que obviamente, no me diagnosticaron cuando chica…  con razón el colegio me costó tanto

Cuando fui mamá y además trabajaba fuera de mi casa, comenzó a ser difícil el coordinar tantas actividades y la gota que rebalsó el vaso fue cuando hace muuuuucho tiempo atrás tuve que llevar a mis 2 niños al pediatra… tienen 1 año de diferencia, llevaba a uno en brazos y el otro en el coche…  los 2 con pañales, eran chicos.

Si son mamás saben perfecto lo que implica llevarlos al doctor… preparar bolso, chupete, juguete, tuto, pañal, cuaderno, ropa de repuesto, el por si acaso, el por si las moscas…  es como cambiarse de casa

Cuando llegué a la consulta la recepcionista me dice: Rosarito… que hace aquí…? la hora de los niños es mañana, no hoy… cuento corto sin poder hacer mucho me dí media vuelta y subí todo al auto, cuando termino de guardar el coche cierro la puerta y se larga a llover!!!!.

Me agarré un taco de esos que te dan tiempo para pensar… PROFUNDAMENTE, los niños se quedaron dormidos así que tuve la tranquilidad para cuestionarme mil cosas.

Esto de olvidar todo, no saber dónde está la cartera, dejar siempre el celular en alguna parte, empezar muchas agendas porque siempre las perdía, nunca encontrar las llaves, llegar tarde a los cumpleaños por tener que comprar el regalo a última hora, olvidar reuniones, dejar a los niños esperando en el jardín, devolverse a la casa porque se me quedó la billetera, etc…

Esto no puede seguir, iba en el taco y me decía a mi misma: MISMA … esto de verdad no puede seguir!!! paré en una librería y compré muchos pliegos de cartulina blanca.

Llegamos a la casa y me puse hacer un calendario gigante con la ayuda de mis niños…  ellos rayaban y yo ponía los números, los feriados en rojos, muchos stickers, letras grandes, dibujos, flechas… la verdad es que me esmeré!

Mi cartulina se veía linda!!! llena de colores y actividades!, el broche de oro … unos ganchitos y colgarlo en el comedor de diario.

Cuando llego mi marido (mi gran apoyo en todo) le conté lo que me había pasado y la solución que yo creía que me podía ayudar, me apañó altiro! y empezó a anotar los viajes de la oficina, días de reuniones, cumpleaños y asados con amigos.

No nos dimos ni cuenta … y nuestra cartulina se llenó y FUNCIONÓ 🙂

TODO ANOTADO…. NADA OLVIDADO…

Y así vivimos felices por muuuucho tiempo….

Un día  Alfonso MI “Toto” invitó a su amigo Bruno y cuando su mamá, la Cami, lo vino a buscar vio mi organización y me dijo: “YO QUIERO UNO IGUAL, eso es lo que necesito!!! Rose, ¿tú los vendes?” No sé qué me hizo decir que sí… pero ese fue el gran comienzo.

Se corrió la voz y aquí estoy, para muchos la Rosario “Calendario”.

El principio no fue fácil…. hice 400 Full Calendarios con esta humilde manito… manito que obviamente terminó para el gato!

Después más y más personas querían Full Calendarios…. ¿por qué? porque vienen listos, porque te recuerdan hasta la revisión técnica del mes, porque son en inglés y español, porque traen los ganchitos…. porque están hechos CON MUCHO CARIÑO, pensando en cada detalle. ¡Porque son Full Calendarios!

Trabajo con puras mamás aperradas, motivadas, positivas, buena onda y solidarias… ellas son mis “Chicas Full” que me ayudan a entregar los fullcalendarios en todas partes. Full Calendarios no sería lo mismo sin ellas… Gracias chiquillas!!!!

Tengo tanto que agradecerle a Full Calendarios…. 1ero que me dio la posibilidad de trabajar desde la casa para poder estar con mis hijos, le agradezco que les enseñara a mis niños que están de cumpleaños solo 1 vez en el año, con Full Calendarios se aprendieron los días de la semana y los meses en castellano y en inglés.

Mis niños aprendieron a ser responsables y comprometidos… es imposible estar en dos partes el mismo día y a la misma hora… solos deciden si van al festival de rugby o al cumpleaños del amigo del condominio, aprendieron a organizarse y anotar las cosas del colegio… no fue “magia” igual hay que crearles el hábito… pero ya lo hacen solos…. también aprendieron que cuando hay un fin de semana sin actividad pueden proponer panoramas…… y bueno…. ahí llega la pizza, el cine, el asado y vamos engordando, pero ORGANIZADOS!!!

Le agradezco a Full Calendarios que sea parte de la casa, todos anotan, todos participan, ¡todos saben que está ahí esperando para que lo lean!

A veces me sorprendo y hay un TE QUIERO MAMÁ y muchas más veces un HAY QUE COMPRAR PAN!!! (tengo puros hombres… comprenderán que el tema comida es más que fundamental).

Le agradezco también a toda mi familia… (amigos incluidos) que me ha acompañado, ayudado en todos los procesos de este emprendimiento y que entienden que me pierdo, literalmente DESAPAREZCO con mis  Full Calendarios desde diciembre a marzo de cada año!!!

Pero por sobre todo le agradezco a mis niños!!!! gracias Toto y Pepe  que me han acompañado verano tras verano en el auto con 30 grados de calor a entregar calendarios!!!! que cuentan las bolsas y  que organizan los ganchitos, que me dan ideas para los stickers, que me tienen paciencia cuando estoy pegada al celular recibiendo pedidos, que se han conformado en comer cualquier cosa cuando estamos en Full Calendarios “modo on”, son mi motor!!! son lo mejor que me ha pasado en la vida!

Mención honrosa a mi marido, Francisco, mi mejor amigo que me sigue en todas las locuras que se me ocurren, que es además mi contador, tramoya, fotógrafo, Gerente General, couch, repartidor, junior, recepcionista, pololo, cable a tierra, fan, ….y no menos importante… el que se consigue la plata para hacer los Full Calendarios!

De corazón espero que mi experiencia les sirva, ocupen el calendario para organizar la casa, coordinarse en la oficina y para los que están estudiando sea una herramienta para cumplir con todas las actividades que tienen.

Y como decía mi Papá… este cuento pasó por un zapatito roto… para mañana contarte otro!

 

Un abrazo grande,

           ROSARIO